fbpx
Interes, Noticias

Crearon un emprendimiento que busca proteger a las abejas

14 de junio de 2021 | 19:29 hs

Micaela Bove y Ezequiel Roda, compañeros de la Facultad de Agronomía y egresados hace más de diez años de la UBA, ambos trabajan en distintas empresas multinacionales de la industria del agro pero tienen ganas de hacer algo juntos y poner su granito de arena para que la ciudad donde viven sea más sustentable.

Surgen algunas ideas pero nada los convence, hasta que una noche Micaela, googleando, empieza a leer sobre los insectos polinizadores que se alimentan del néctar de las flores. Lee, por ejemplo, que el 80% de las abejas que existe no hace miel, no tiene colmenas ni vive en comunidad. Se llaman abejas solitarias y hacen sus nidos en troncos, en el hueco de alguna pared o en el piso. Micaela intuye que encontró algo interesante y sigue leyendo sobre el rol de estas especies en la conservación del medio ambiente y descubre que su población está disminuyendo drásticamente en las ciudades.

Después de algunos días se les ocurre diseñar un refugio para que estas abejas solitarias lleguen y no se vayan. Un lugar donde puedan anidar y poner sus huevos, procurando un ambiente lo más parecido posible al natural para preservar su descendencia.

Para eso llaman a su amigo Juan Martin Illescas, alias Pipo, técnico mecánico y confeso fanático de todo tipo de herramientas, y le preguntan si puede construir una casita para que estos polinizadores armen sus nidos. A la semana siguiente Pipo, igual de entusiasmado que ellos, les muestra el primer prototipo: una estructura de madera del tamaño de un sifón de soda, con pequeños orificios. “El concepto de este emprendimiento está enfocado en preservar la biodiversidad. La casita para hospedar a los polinizadores y que allí aniden a sus crías y se reproduzcan solo funciona si tenés alimento para atraerlas, por eso también comercializamos plantas florales ricas en polen y néctar, tierra fértil y macetas. De ese modo armamos ambientes biodiversos en jardines, patios terrazas y balcones”

Tres meses más tarde, notaron que una de las casitas tenía un agujero tapado con un nido de hojas. Luego apareció otro y cuatro semanas después vieron salir la primera abeja nacida en una casita. “Ahí nos dimos cuenta que nuestros refugios funcionaban” decía Micaela.

“Nosotros siempre recomendamos ponerlas en lugares que no se inunden y rodearlas de flores. Muchas veces nos preguntan si al colocarlas se les va a llenar el jardín de abejas y siempre les explicamos que no. Ellas solo se acercan a alimentarse, poner sus huevos y se van. Son muy silenciosas” Explica Pipo.

Nuestra Tierra

Interes, Nuestra tierra
De dónde viene la tradición de tomar caña con ruda el 1 de agosto

1 de agosto de 2023

Interes, Misiones, Nuestra tierra
¿Por qué y para qué se realiza el cruce de brasas el Día de San Juan?

24 de junio de 2023

Interes, Leyendas, Mitos
Mitología guaraní Así son el Pombero, el Yasí Yateré, el Kurupí y el lobizón según la Inteligencia Artificial

23 de junio de 2023

Historias
23 Febrero Fundación de Campo Viera Misiones

22 de febrero de 2022

Últimas noticias

Noticias
Pedro Puerta sobre la aprobación de la Ley Bases: “Es un gran paso después de seis meses”

14 de junio de 2024

Interes, Noticias
La inflación de mayo fue de 4,2%

14 de junio de 2024

Noticias
El Senado trata este miércoles la Ley Ómnibus y el paquete fiscal: cómo quedaron los puntos más importantes

12 de junio de 2024

Noticias
Más del 80% de empresarios misioneros denuncian precios recargados por exigencias de Rentas

12 de junio de 2024